16 diciembre, 2014 Edu Gozalo

La estrategia, el eje principal de una buena campaña creativa

En muchas ocasiones las campañas de comunicación caen en la facilidad de una idea ingeniosa, que genere un guiño divertido y ocasional, pero que no tienen un trasfondo ni un recorrido en el tiempo ni en la propia marca. Ideas sin un recorrido a largo plazo (que hace de las ideas sean más rentables y efectivas) que refuercen la marca que anuncia.

Por ello, la exigencia en cada campaña debe ser máxima, alineando la idea creativa con la arquitectura estratégica idónea para alcanzar a las personas interesadas en el servicio o producto anunciado. Está claro que la idea creativa es base necesaria para construir una buena campaña de comunicación. Pero edificar “torcido” un proyecto a largo plazo no es lo idóneo (a no ser que quieras construir la Torre de Pisa).

Lo primero que una buena estrategia debe contemplar es la capacidad de difusión, amplificación, desarrollo y/o “mutación” de la propia idea creativa. Una buena idea debe tener la capacidad de ramificarse y evolucionar conforme avanza en el tiempo, tanto hacia adelante como hacia los lados.

¿Cómo hacerlo? Listando numerosas acciones válidas en las que funcione y tenga utilidad real la propia idea creativa. Una vez decididos todos los ítems a desarrollar (dejando abierta la posibilidad de ampliar este número), dale orden a todo. ¿Qué va primero? ¿Y después? Debes incluso poner día y hora de lanzamiento de cada acción. Ser meticuloso te permitirá equivocarte menos y controlar más una campaña de comunicación.

Comparte!

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Tags: , , , , ,
Volver al Blog